Conservación de la biodiversidad

Nuestras operaciones no se encuentran en áreas protegidas, sin embargo, en IEnova desarrollamos distintos proyectos para conservar la biodiversidad enfocados principalmente en la protección, compensación y reforestación de la flora y en la protección y rescate de la fauna silvestre. Las características específicas de cada programa dependen de la normatividad ambiental aplicable, del tipo de operación o proyecto que vayamos a desarrollar y de las características del ecosistema sobre el que tenemos un impacto.

Restauración y compensación de la flora

Como parte del trabajo que realizamos para proteger y compensar la flora, en IEnova nos distinguimos por los viveros que instalamos cerca de nuestros sitios de obra durante el proceso de construcción. El objetivo de estos viveros es proteger y producir, en un ambiente controlado, ejemplares de las distintas especies de plantas nativas de la región que encontramos al llegar a un sitio específico. Una vez concluido el proyecto, como parte de nuestro esfuerzo de reforestación, replantamos las especies en la franja afectada.

Protección y rescate de la fauna silvestre

En IEnova siempre que desarrollamos proyectos, realizamos estudios para medir el efecto que la construcción, operación y mantenimiento de una obra pueden llegar a tener sobre los componentes de los ecosistemas impactados. Así, previo al inicio de la construcción consideramos las medidas que tenemos que tomar para proteger a las especies de fauna silvestre de la zona y a su hábitat, guiados no sólo por la normatividad vigente sino por nuestros propios lineamientos, que con frecuencia van más allá de la normatividad, y por nuestra convicción de que tenemos un compromiso con la conservación ambiental.

Programa de rescate, protección y conservación de fauna bentónica

Antes de comenzar a construir Energía Costa Azul hace 11 años, implementamos un plan de rescate, trasplante, siembra y monitoreo de organismos de alto valor comercial y ecológico, en colaboración con pescadores locales y científicos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). Desde entonces a la fecha, logramos que estos organismos siguieran una secuencia de incrementos y cambios en la estructura de la población igual a la que hubieran tenido si no hubiéramos construido nuestra unidad operativa. Además, incorporamos nuevos juveniles, con una dinámica favorable que ha permitido que poblaciones se conserven y que se compense la mortalidad natural de estas especies.

Al inicio de construcción de este proyecto, en 2003, se rescataron 904,017 organismos marinos relevantes, entre los que destacan los erizos además de pepinos y caracoles de mar. Desde entonces a la fecha hemos realizado dos monitoreos anuales para dar seguimiento a los organismos protegidos. El trasplante de las poblaciones de erizo rojo (S. franciscanus) y de erizo morado (S. purpuratus) ha sido particularmente exitoso, alcanzando una tasa de supervivencia superior a 99%. Una de las acciones que realizamos para contribuir a proteger a la especie fue capacitar a los pescadores locales sobre técnicas de cosecha sustentable.

Proyectos en construcción

En IEnova nos mueve un fuerte compromiso con proteger y conservar el medio ambiente y a las especies que habitan cerca de nuestras operaciones que comienza con la planeación de un proyecto y se mantiene durante todo el proceso de construcción y operación.

Gasoducto Sonora

Como parte de nuestro programa de rescate y reubicación de fauna, antes de comenzar las obras de desmonte se capturan humanitariamente todos los ejemplares que se detectan en la zona, para reubicarlos en zonas cercanas en donde puedan vivir como en su hábitat original, pero en condiciones seguras. Este cuidado se mantiene durante todo el proceso de construcción.

Tenemos el mismo cuidado con la flora. Esto implica que, antes de comenzar la construcción, recorremos el área e identificamos y rescatamos a las especies naturales de la zona. Una vez recolectadas, las resguardamos y protegemos en un vivero localizado dentro de la franja de afectación en donde se les dan los tratamientos necesarios para aumentar sus probabilidades de sobrevivencia durante el periodo en que permanecerán protegidas.

Al finalizar los trabajos de construcción y recomposición del suelo, los ejemplares rescatados se reincorporan a su sitio de origen. Además, realizamos un proceso de revegetación de refuerzo que consiste en sembrar semillas de las especies de flora de la zona a lo largo de toda la franja de afectación.

Activos pertenecientes a negocios conjuntos

Extendemos nuestro compromiso con la protección del medio ambiente y la aplicación de nuestra política ambiental a aquellos activos que desarrollamos en conjunto con otras empresas, entre los que este año destacan Energía Sierra Juárez, el gasoducto Los Ramones I y el Etanoducto.

Energía Sierra Juárez (ESJ)

Energía Sierra Juárez es un parque eólico ubicado en la cadena montañosa Sierra de Juárez, en el municipio de Tecate, en Baja California, que cuenta con importantes recursos en términos de la fuerza del viento y que constituye el primer proyecto transfronterizo de energía eólica entre México y Estados Unidos. Operado por un equipo de colaboradores altamente especializados de IEnova, todos ellos mexicanos, éste es el activo más nuevo dentro del segmento de electricidad, y comenzó a operar en junio de 2015. ESJ forma parte de la apuesta de IEnova por las energías renovables, mismas que jugarán un papel cada vez más relevante en el nuevo entorno de la reforma energética.

La magnitud de esta obra—que abarca más de 83 hectáreas de terreno e implicó construir casi 40 kilómetros de caminos y excavar más de 700,000 m3 de roca—hizo que fuera particularmente importante aplicar de manera rigurosa varios programas de protección al medio ambiente y a la flora y fauna locales.

  • Construimos un vivero para preservar el 100% de la flora con estatus de protección, lo que resultó en 6,619 ejemplares de 17 especies rescatados.
  • Contamos con un banco de germoplasma para realizar actividades de propagación de organismos por germinación.
  • Se reubicaron 50 víboras de cascabel a un lugar cercano y seguro.
  • Desde 2009, previo al inicio de la construcción, implementamos un importante programa de monitoreo de aves y murciélagos en el que contamos con la colaboración del Zoológico de San Diego para estudiar los patrones de vuelo y territorios del cóndor californiano y el águila dorada que habitan en la frontera de México y Estados Unidos.
  • En 2015 expandimos el estudio de aves y murciélagos, realizado por el Instituto de Ecología de Jalapa, Veracruz (INECOL), para monitorearlos en la etapa de operación de ESJ.

Los Ramones I

Previo al inicio de la construcción los proyectos del gasoducto Los Ramones I y del Etanoducto—que realizamos en negocio conjunto con Pemex TRI— determinamos que la trayectoria de ambos proyectos no impacta ni áreas naturales protegidas ni áreas marcadas como de alta biodiversidad.

Los muestreos de flora y fauna que realizamos como parte de nuestros programas de rescate y reubicación arrojaron que en el área del gasoducto Los Ramones I se encontraban 23 especies de flora y 43 especies de fauna, de las cuales cuatro de flora y cinco de fauna tienen algún grado de estado de protección, de acuerdo a lo que establece la NOM-059-SEMARNAT-2010. En 2015 se rescataron 360 individuos de especies de fauna y 5,610 individuos de especies de flora.

Los Ramones Norte

En el proyecto Ramones Fase II Norte, se aplicó el programa de rescate de flora y fauna para los estados de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí.

Para el programa de flora se rescataron 180,709 individuos distribuidos en 43 especies, de los cuales 17 de ellos tienen algún estado de protección de acuerdo a la NOM-059-SEMARNAT-2010. Dichos individuos se distribuyeron en 7 centros de acopio, de los cuales 3 se ubican en el estado de Nuevo León, 2 en Tamaulipas y 2 en San Luis Potosí.

Con respecto a fauna, se rescataron un total de 2,602 individuos comprendidos en 41 especies y 9 de ellas presentan algún estatus de protección en la NOM-059-SEMARNAT-2010.

Etanoducto

En cuanto se refiere al Etanoducto—obra que consta de 3 segmentos cuyo trazo cruza los estados de Veracruz, Chiapas y Tabasco—se identificaron 71 especies de fauna habitantes en esa región, y entre el inicio de la obra y diciembre de 2015, se rescataron 499 individuos. Del universo de especies, 22 se encuentran bajo algún estatus de protección, de acuerdo a lo establecido en la NOM-059-SEMARNAT-2010; dos de ellas se reportaron en peligro de extinción. Además, se identificaron 12 especies de flora habitantes en la región, de las que nueve se encuentran con algún grado de estado de protección y dos de ellas en peligro de extinción. Entre el inicio de la obra y diciembre de 2015, se rescataron 375 individuos de las especies de flora encontradas.